Intolerancias alimentarias

Intolerancias alimentarias

Las intolerancias alimentarias no son lo mismo que las alergias alimentarias. Determinados alimentos o componentes de los alimentos pueden producir reacciones adversas. El origen puede ser tanto una alergia como una intolerancia, aunque lo más habitual es que sea a causa de una intolerancia, ya que solo el 3% de la población tienen alergia a algún alimento.

La alergia alimentaria es una forma específica de intolerancia a una sustancia que, al introducirse en el organismo, lo sensibiliza y activa el sistema inmunológico, sin embargo la intolerancias alimentarias afectan al metabolismo.

Intolerancias alimentarias:

  • La reacción puede aparecer después de días u horas, lo que dificulta la identificación de la causa.
  • Suelen ocasionarla varios alimentos.
  • La cantidad de alimento ingerido es proporciona a la intensidad de la reacción.
  • En consumo moderado del alimento facilita su tolerancia, salvo excepciones, por ejemplo el gluten.

Alergias alimentarias:

  • La reacción es inmediata, lo que facilita la identificación de la causa.
  • Puede ocasionarla un solo alimento.
  • Mínimas cantidades de alimento pueden desencadenar reacciones graves o muy graves.
  • Es necesario excluir de la dieta el alimento para evitar la reacción.

Los alimentos que producen intolerancia con más frecuencia son:

  • La leche
  • El pollo
  • Los huevos
  • La carne de cerdo
  • El marisco
  • El pescado
  • El maíz
  • Los cacahuetes
  • El chocolate
  • El centeno
  • Los cítricos
  • La levadura
  • Las nueces
  • El trigo
  • El tomate
  • La cebada
  • La soja

Intolerancia a la lactosa

La lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche, y la intolerancia se produce por la carencia de una enzima digestiva que permite descomponer este azúcar. Cuando la actividad de esta enzima es muy baja, la lactosa no se puede ingerir, y pasa al intestino grueso, donde fermenta, pudiendo provocar flatulencia, dolor y diarrea.

Se puede mejorar la tolerancia si se consumen alimentos con lactosa como parte de las comidas y se reducen la cantidad de los que se ingieren solos.

Intolerancia al gluten

El gluten es una proteína que está en el trigo, el centeno, la cebada y la avena. Si el celíaco consume alimentos con gluten, se daña la mucosa del intestino delgado y no se absorben bien nutrientes esenciales como las grasas, las proteínas, los carbohidratos, los minerales y las vitaminas.

Sus síntomas son diarrea, pérdida de peso, fatiga, irritabilidad y dolor abdominal. Puede originar desnutrición y problemas de crecimiento.

Actualmente existen en el mercado numerosos productos con la etiqueta “sin gluten”.

Puedes encontrar mucha información en la Federación de asociaciones de celíacos de España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *