¿Qué es la oligoterapia?

Oligoterapia

La oligoterapia es un sistema vibracional que se basa en el uso de oligoelementos para restablecer o mejorar diferentes alteraciones fisiológicas del organismo.

Los oligoelementos son sustancias químicas presentes en el organismo en cantidades ínfimas pero indispensables para el desarrollo de las funciones biológicas.

La oligoterapia emplea la capacidad catalizadora de los oligoelementos para corregir disfunciones orgánicas mediante la activación de distintos procesos enzimáticos.

Beneficios de la oligoterapia

  • Regulación fisiológica en enfermedades funcionales
  • Afecciones crónicas
  • Alergias e intolerancias alimentarias
  • Problemas de la piel
  • Migrañas y jaquecas
  • Síndromes causados por la gripe
  • Infecciones (otitis, sinusitis, bronquitis)
  • Fatiga
  • Insomnio
  • Síndrome premestrual
  • Desarreglos de la menopausia
  • Trastornos de la tercera edad

Los oligoelementos se toman en ampollas y se mantienen dos minutos debajo de la lengua antes de tragar, conviene tomarlas en ayunas. No tienen contradicciones ni efectos secundarios, en las formas y dosis adecuadas.

Principales oligoelementos

  • Aluminio: favorece el trabajo intelectual y ayuda en estados de ansiedad, insomnio o estrés.
  • Azufre: mejora las defensas de las vías aéreas superiores y es útil para tratar rinofaringitis, amigdalitis y otitis.
  • Calcio: colabora en la formación de los huesos y dientes. En la coagulación de la sangre y en funciones musculares. Ayuda a prevenir la osteoporosis en la menopausia.
  • Cobalto: se utiliza para aliviar las migrañas.
  • Cromo: activa el metabolismo de las grasas y ayuda a reducir el colesterol en la sangre.
  • Cobre: anti inflamatorio. Facilita la absorción del hierro y se emplea para tratar anemias.
  • Flúor: ayuda en la fijación del calcio en los huesos y dientes.
  • Fósforo: esencial para el sistema nervioso, se utiliza ante estados de nerviosismo y fatiga mental.
  • Hierro: interviene en el transporte de oxígeno por los glóbulos rojos.
  • Litio: regula el ciclo del sueño y los estados de ánimo. Útil para problemas psicosomáticos.
  • Magnesio: actúa en el sistema nervioso y circulatorio. Se emplea en tratamientos de ansiedad y espasmos nerviosos.
  • Manganeso: ayuda al sistema inmunológico.
  • Níquel: se utiliza en trastornos del hígado y del páncreas.
  • Oro: es un gran cicatrizante y estimula el sistema circulatorio.
  • Plata: sirve para prevenir infecciones.
  • Potasio: regula la cantidad de agua en el organismo.
  • Selenio: controla los radicales libres y se utiliza en tratamientos antienvejecimiento.
  • Sílice: ayuda a fortalecer la piel y los huesos.
  • Yodo: ayuda al funcionamiento de la glándula tiroides.
  • Zinc: participa en funciones de crecimiento, inmunidad y cicatrización de la piel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *